CARICABATTERIE

PowerStream Technology: ¡la innovación para mejorar la carga!

PowerStream Technology es el resultado del desarrollo especial Telwin de la tecnología inverter SMPS (Switch Mode Power Supply) aplicada en el mundo Automotor y, con mayor precisión, aplicada en la carga y en el mantenimiento de las baterías de los vehículos como de motos, coches, furgonetas, autobuses, máquinas para la manipulación de tierras, botes, lanchas, etc..

Esta tecnología se concreta en dispositivos como Doctor Charge y Pulse, que representan un sustancial paso adelante con respecto a los cargadores de baterías, hacia una mejor eficiencia del proceso de carga de las baterías y además una prolongación de la vida de las baterías mismas.

Doctor Charge y Pulse se benefician, por una parte, de las ventajas de la solución inverter SMPS (considerable reducción de las dimensiones y, por lo tanto, del espacio ocupado de estos dispositivos para una  mejor transportabilidad y colocación, disminución del peso por la ausencia de un transformador de tipo "tradicional"), por otra parte de las prestaciones significativas de la tecnología PowerStream desde el punto de vista energético.

 

De hecho una característica fundamental de la tecnología PowerStream es la mayor eficiencia en la transferencia de energía a la batería, con respecto a los cargadores de baterías tradicionales, desde la red de alimentación a las baterías. En este ámbito, también asume importancia la disminución significativa de la pérdida de energía debida a la disipación en calor de los componentes a causa de su recalentamiento. Este aspecto se vuelve especialmente interesante cuando se van a comparar los consumos, es decir las absorciones de potencia desde la red eléctrica, de los dispositivos tradicionales, considerablemente más altos, con respecto a los consumos inferiores de los dispositivos con tecnología PowerStream, a paridad de potencia suministrada a la carga. Todo se traduce en una disminución significativa de los costes energéticos, que favorece los usuarios de estos productos. 

 

 

A las antedichas evidencias, se acompaña la gran capacidad de los dispositivos electrónicos de monitorear y, si resulta necesario, corregir instantánea y automáticamente el funcionamiento correcto del proceso de transferencia de energía a las baterías, salvaguardando en todo momento su funcionalidad. El beneficio principal que deriva de eso es una carga más rápida y la mayor duración en salud de las baterías.